Aplicaciones atractivas

 Por fin has terminado de programar, pero notas que aún falta algo. La aplicación está funcionando correctamente, las soluciones en el código son elegantes y los posibles errores están controlados. La interfaz que interactua con el usuario es agradable de usar, intuitiva y manejable; pero algo no va bien. El número de interesados es bajo, no se registran nuevos usuarios o no descargan tu aplicación. Los usuarios que se han registrado no la usan con frecuencia o migran rápidamente a otras aplicaciones similares, y por supuesto no obtienes de ellos sus recomendaciones para otros usuarios potenciales y, no obtienes un buen feedback. Entonces ¿que es lo que está fallando?.

 Hay una faceta del desarrollo de aplicaciones informáticas que está realmente abandonada: conseguir que tus aplicaciones sean atractivas. Los desarrolladores informáticos obviamos muchos de los componentes necesarios para causar en el usuario una experiencia positiva que, posteriormente, se traduzca en el éxito de nuestras aplicaciones. Debemos procurar, a través de un diseño claro y sugerente, que el usuario se sienta cómodo.