Planificar la experiencia

 Antes de abarcar otras cuestiones relacionadas con el diseño, necesitas planificar la experiencia que va a tener el usuario a través de tu aplicación. Esto es algo que raramente se planifica y, sin embargo, es esencial para el éxito de cualquier web o aplicación de escritorio. Hasta tal punto esto es así, que los usuarios casi siempre optan por las webs o las aplicaciones que les seducen frente a otras más rápidas, robustas, seguras o con mayores posibilidades. Una cuidada plantificación de la experiencia, por parte de los desarrolladores, es el primer paso para conseguir seducir al usuario.

 Para conseguir la experiencia positiva que arriba te comento, hay que pensar en factores como la usabilidad y la motivación. Cuando evitas frustraciones a tu usuario, eliminando posibles retenes en el uso de tu aplicacción, estas potenciando la usabilidad de esta. Pero recuerda algo muy importante: "usabilidad" no es sinónimo a "provoca deseo de uso". Para esto segundo tienes que trabajar con la motivación del usuario, que es un elemento realmente importante. Piensa que puedes diseñar el formulario de obtención de nombre y correo electrónico más horrible y engorroso de la historia de la informática, pero si el usuario obtiene 1000€ por completarlo, la motivación cubrirá con toda seguridad las deficiencias de usabilidad.

 Permíteme darte una idea más antes de finalizar. El mayor éxito que puedes obtener en el diseño de la experiencia de tu aplicación es conseguir que esta resulte significativa y emotiva al usuario. Pero, si cada usuario es distinto ¿como vas a adivinar que le emotiva o tiene significado para él?. Piensa ahora en como puedes personalizar la barra superior de navegadores web para poner, por ejemplo, la foto de tu hijo recién nacido; o piensa en como puedes establecer tu color favorito como el color predominante de tu correo electrónico. ¿Sueles dejar como fondo de tu teléfono móvil el que tiene como predeterminado?. Estos son anzuelos lanzados directa e intencionadamente para captar al usuario a través de su sensibilidad.