Diseños reproducibles

 Hay un modo sencillo y rápido para detectar posibles errores en el diseño de tus aplicaciones: ”si no puedes reproducir tu diseño en la realidad palpable, algo debe estar mal”. Observa como el uso de las sombras, en las ventanas de la imagen más a la izquierda, resulta desconcertante. Prueba a tomar dos folios e intenta reproducir con ellos la posición de las ventanas indicadas.

 Comprueba cómo la imagen que se encuentra más a la derecha reproduce con mayor acierto las sombras proyectadas, evitando el desconcierto del modelo anterior y clarificando cual es la ventana más cercana y cual es la que se encuentra al fondo.

  Esto es especialmente útil para valorar el uso de sombras, brillos y luces de tu diseño, y para incluirlos correctamente.